El Sueno del Celta The Dream of the Celt (Spanish Edition) by Mario Vargas Llosa

By Mario Vargas Llosa

"La historia de Roger Casement se apaga y renace despues de su muerte. Sus restos fueron enterrados sin lapida, ni cruz, ni iniciales. Mario Vargas Llosa restituye l. a. tesitura de un personaje asombroso que vivio entre 1864 y 1916. Fue diplomatico britanico, denuncio grandes crimenes que se cometieron en el Congo y en los angeles Amazonia en nombre del colonialismo, y milito activamente en el nacionalismo irlandes. Pero ni en el Congo ni en los angeles Amazonia ha quedado rastro de quien tanto hizo. En Irlanda, esparcidos por los angeles isla, quedan apenas unos cuantos recuerdos suyos. Mario Vargas Llosa lo trae al presente, en esta novela impresionante, con l. a. contundencia de quien hizo de su vida un ejercicio de libertad intelectual."

Show description

Read or Download El Sueno del Celta The Dream of the Celt (Spanish Edition) PDF

Best spanish books

Preparación y Evaluación de Proyectos

? ste es un libro dirigido a un curso de evaluaci? n de proyectos en escuelas de ingenier? a, econom? a y administraci? n, entre otras, ya que cuenta con el antecedente de tres ediciones previas muy bien aceptadas en el mercado.

Arritmias Cardiacas

BASES FISIOPATOLOGICAS DE LAS ARRITMIAS
ASPECTOS CLÍNICOS DE LAS ARRITMIAS
ELECTROFISIOLOGIA CLÍNICA CARDIACA
ENFERMEDAD DEL NODO SINUSAL
BLOQUEO AURICULOVENTRICULAR
EXTRASISTOLES
FIBRILACION Y FLUTER AURICULARES
TAQUICARDIAS SUPRAVENTRICULARES
SÍNDROME DE WOLFF-PARKINSON-WHITE
TAQUICARDIAS VENTRICULARES
SÍNDROME DE QT LARGO
SINCOPE NEUROCARDIOGENO
ANTIARRITMICOS
ESTIMULACIÓN ELÉCTRICA POR MARCAPASOS Y DESFIBRILADORES
ARRITMIAS EN PEDIATRÍA

Imitar Materiales Decorativos con Fimo

Изделия из пластика фимо, имитирующие натуральные камни, дерево, металл, керамику, природные материалы.

Additional info for El Sueno del Celta The Dream of the Celt (Spanish Edition)

Example text

Reaccionó con vivacidad. Antes de que consiguiera sacar el arma, lo había sujetado del pescuezo a la vqz que de un manotazo le arrebataba el revólver que acababa de empuñar. El teniente Francqui trataba de zafarse de los dedos que lo acogotaban. Tenía los ojos saltados como un sapo. Los ocho soldados de la Fuerza Pública, que contemplaban el castigo filmando, no se habían movido, pero Roger supuso que, desconcertados con lo que sucedía, tenían las manos sobre sus escopetas y esperaban una orden de su jefe para actuar.

Pero su estado mental está más cerca del cocodrilo y el hipopótamo que de usted o de mí. Por eso, nosotros decidimos por ellos lo que les conviene y les hacemos firmar esos contratos. Sus hijos y nietos nos darán las gracias. Y no sería raro que, de aquí a un tiempo, empiecen a adorar a Leopoldo II como adoran ahora a sus fetiches y espantajos. ¿En qué lugar del gran río estaba aquel campamento? Vagamente le parecía que entre Bolobo y Chumbiri y que la tribu pertenecía a los bateke. Pero no estaba seguro.

Desde vigilar la construcción de la enorme carreta donde fue izado hasta reclutar el centenar de cargadores y macheteros que tiraron a través de las cumbres y quebradas de los Montes de Cristal la inmensa carga, ensanchando la trocha a machetazos. Y construyendo terraplenes y defensas, levantando campamentos, curando a los enfermos y accidentados, sofocando los pleitos entre miembros de las diferentes etnias y organizando los turnos de vigilancia, el reparto de comidas y la caza y la pesca cuando los alimentos escaseaban.

Download PDF sample

Rated 4.25 of 5 – based on 8 votes